lunes, 28 de diciembre de 2009

Lego se va a los Alpes...gracias a Petzl!!

Petzl ha propuesto un concurso para publicitar sus frontales. Consiste en la creación de un video publicitario que muestre las virtudes de sus artículos, ya conocidas por muchos...y lo ganadores, votados por los internautas, se llevaran para sus armarios y aventuras el equivalente en material de montaña de su propio peso. Buen regalo!!
Pues me llega un mail de una compañera mostrando el video que se han currado unos amigos suizos y no me queda otra que darle 5 estrellas y colgarlo en el blog.
Originalidad desmedida y mucho trabajo hacen un audiovisual delicioso!!
Aquí os lo dejo para que lo disfruteis!!!
Tamben el link a Petzl para que voteis y echeis un ojo a los demás participantes.

lunes, 21 de diciembre de 2009

De Carnaval en diciembre


Otra de las paradas que efectuamos en nuestro tour roquero por Murcia, fue la escuela insignia de la región: Leiva y su perfecta pared sur.
Se trata de un cantil calcáreo que parece haberse formado expresamente para surcar su pared sur. Orientación perfecta para escalar bajo el débil sol invernal, con roca de altísima calidad y vías para todos los niveles, donde predominan las de corte deportivo.
De nuestra anterior incursión en el valle nos habiamos quedado con ganas de meternos en la Carnaval, así que, Fusta y yo nos encaminamos hacía el pedazo de tapia que surca esta vía.
Discurre por cuatro largos de gran calidad, ni uno solo se queda descolgado. Además esta protegida por parabolt en los pasos más delicados y le otorga a la ruta un ambiente disfrutón y seguro.
El primer largo se lo mete Fusta para el cuerpo. Se trata de un 6a de los que te ponen en apuros. Muy mantenido, con pasos de coco y bastante técnicos, donde abundan los laterales y las regletas, con algún buen canto intercalado. Mi compañero resuelve con tranquilidad y decisión y, poco a poco, va ganando altura hasta alcanzar la primera reunión. Que por cierto no tiene ninguna comodidad.



La segunda tirada es para mi. Me la he marcado como meta, pues la caliza me trae de cabeza, y la presión de encadenar el largo más complicado de la vía, suponía un reto para mi motivación.
La dificultad se concentra en las dos primeras chapas de la vía. Asciendes unos centímetros por unas repisas hasta alcanzar unos cantos laterales, aqui empieza el baile. Una vez sujeto, mueves un brazo para meter dos dedos en un buen bidedo, mueves pies para ganar equilibrio, y...sacas la otra mano hasta alcanzar el canto que pone punto final a esta sección, que ronda el 6b.


Tiene dos chapas que restan mucha tensión al asunto, y no tiene más de dos o tres movimientos exigentes, desde aqui hasta la reunión es coser y cantar, aunque aún me espera una sorpresita. Después de unos metros llego a un niño donde me encuentro, para mi grata sorpresa, con un desagradable habitante de la roca: un caguto con guarnición de toallitas!!!Increible!!!Quien habra tenido la idea de utilizar esta pequeña hoquedad de WC. Si fue el primero, como se caga con arnés?yo no me lo quitaría en esa posición. Y si fue el segundo??Hay cosas que es mejor que el hombre no sepa, así que continuo escalando hasta la reunión, no sin antes avisar a mi compañero.
Tercer largo. Fusta en el cabo de cuerda decisivo. Comienza por un diedro fisurado algo desplomado pero con buen canto.


Una vez salido de este tramo se accede a un imponente y maravilloso diedro. Perfecto en sus 90º de apertura, con buenas presas para las manos y adherencia para los pies. Se trata de una escalada muy atlética, que estará cotado como V+, peleón añadiría mi buen compañero.
El último y el honor de alcanzar la cumbre me toca a mi. Es el largo menos vistoso de todos. Tiene un pasito de V+ que me salte por despiste, ya que va buscando las debilidades más lógicas de la pared para desembocar en un placa tumbada con buena adherencia, justo antes de arrivar a la cumbre, si se le puede llamar así.


Ya arriba, y junto a Fusta, disfrutamos del bello panorama murciano, tan diferente al que nos tiene acostumbrado, con sus playas colmadas de turistas, sus macrohoteles con campos de golf y toda la parafernalia veraniega. Desde aqui podemos ver la realidad de la región, campos, bellos pinares mediterráneos, montañitas que salpican el terreno quitandole la monotonía de las llanuras, sin duda, una Murcia mucho más admirable que la típica de cubo y pala.


Como siempre, estamos muy contentos por la actividad, por haber salido de la Pedriza y superado nuestro pequeño reto, que por cierto, será el penúltimo de nuestro contrato!
Tras un rato de amistad y compañerismo emprendemos el camino de vuelta, con el recuerdo de esta hermosa escalada bien grabado en el espíritu.

Mucho Monte!!!!

miércoles, 9 de diciembre de 2009

Sector Ferrari, Mula


Murcia es un paraiso para la escalada, sobre todo la deportiva. En la comunidad afloran escuelitas caliceras donde ponerse a prueba, tanto en placas de gotas de agua como en desplomes mantenidos.



En Mula, existen dos sectores de escalada, pero el más importante, por su tamaño y calidad de rutas es el Sector Ferrari. Alli encontraremos unas 40 vías, que van desde el V hasta el 8a+. En una roca caliza parecida a la madrileña salteada de pequeñas y curiosos muretes adornados con chorreritas y agujeritos. Una maravilla donde practicar diferentes estilos de esta modalidad.







El acceso es algo complicado, debemos salir de Mula para dirigirnos al Embalse de la Cierva, antes de llegar, nada más pasas un huerto solar, debemos tomar un camino sin pavimentar que sale a nuestra derecha y que pasa por debajo de la autopista, seguimos por aqui hasta encontrarnos a mano izquierda un camino pedregoso, en bastante mal estado, que remonta una ladera. Unos kilómetros más adelantes encontraremos un pequeño parkin del que sale un caminito a nuestrs izquierda. Aquí dejamos el coche y en 5 minutos estaremos en el sector.
Ya solo queda disfrutar de la escalada, de las vistas, algo estropeadas por la autovía, y del solecito murciano que nos freira algo más que los antebrazos!!





Mucho monte!!!

jueves, 3 de diciembre de 2009

Los estiramientos

Todos sabemos que estirar antes de una buena sesión de entrenamiento o una jornada de escalada es de vital importancia.
Las razones para afirmar lo anterior expuesto son los demostrados beneficios que reportan estos sencillos ejercicios, desde mejorar la flexibilidad de los músculos, hasta prevenir lesiones, pasando por disminuir los periodos de recuperación y relajar el cuerpo.
Por esto es muy imporante hacer una buena tabla de estiramientos, antes y después del ejercicio.
Existe una maravillosa web que te prepara tablas personales, muestra diferentes ejercicios, separandolos en deportes, grupos musculares, etc.
Se trata de Estiramientos una guía pormenorizada para realizar los ejercicios de manera correcta, y así preparar el cuerpo para una buena sesión de escalada.
A continuación pongo la tabla que presentan en la página específicos para escalar.




miércoles, 2 de diciembre de 2009

De cabeza al Hueso…


El otoño en la Pedriza coincide con el final de la lista de aspiraciones verticales que mi compañero Fusta y yo firmamos hace casi un año.
Bajo el rutilante follaje otoñal de los robles, que luchan por hacerse un lugar entre las enjutas coníferas, seguimos el tumultuoso arroyo que bordea la autopista de la Pedriza.
Vamos hacia la Peñalarco, uno de los riscos más caprichosos de este museo geológico. Se trata de un arco de roca granítica que desafía a la gravedad con soberbia insolencia y que cuenta en su espolón con uno de los recorridos de mayor belleza y leyenda de este rincón serrano. Su expuesta y voraz chimenea de entrada ha amilanado a más de una cordada y, aunque la dificultad técnica de esta no sobrepasa el V grado, será necesario realizar un ejercicio de valor para superarla.
Por fin estamos ante nuestro reto del día, la vía Fulgencio o Espolón del Hueso, nombre con que los escaladores conocen al monolito. El itinerario marca una dificultad máxima de v+/6a en su segunda tirada, sin embargo, la principal penalidad reside en reptar unos 18 metros hasta el único seguro fiable que presenta su primer largo, la famosa chimenea.
Mi compañero Fusta es el encargado de lanzarse a la lucha. Se encaja entre el gran arco y la llambría y empieza a ascender como el instinto mejor se lo indica. A los pocos metros existe la posibilidad de asegurar con un alien, pero solo será providencial para la psicología del escalador. Fusta vence estos claustrofóbicos metros hasta que la estructura pétrea cede verticalidad y es posible salir de sus fauces para ascender en oposición cómoda y con sendos reposos. Esta sección del largo es agradable, aérea y la más recomendable. Hasta alcanzar el único spit que surge oportunamente antes de enfrentar los movimientos más penosos y complicados. Es necesario volver a introducirse en la chimenea, pero el granito muestra pocos relieves así que manos, piernas y espalda tendrán que trabajar duramente para arrastrarse, mientras ganamos altura y alcanzar la reunión.




Ahora es mi turno de enfrentar al Hueso, me toca el estético segundo largo. Escenario de míticas y hermosas fotografías pedriceras. Este discurre insolentemente por el espolón de la formación granítica. Primero escalo hacia una fisura muy clara que recorre el flanco izquierdo, utilizo un Camalot del 3 para proteger el paso. Posteriormente, ya a lomos del Hueso, sigo recto persiguiendo la seguridad de los spits hasta situarme bajo un pequeño techo de forma triangular. Meto los dedos en los agujeros de su base, probablemente labrados por el trajín de las clavijas que pusieron otros antes de que nosotros pasáramos por aquí. Poco a poco, luchando contra la verticalidad de la sección, continuo ascendiendo. Localizo otro resto de las aventuras pasadas, unos tallados. Sin utilizarlos logro superar el tramo para arribar a la seguridad del relevo. Contemplando los colores que el otoño deja en la Pedriza, aspirando el refrescante aroma del arroyo y escuchando las plumas de los buitres cortar el frío de noviembre aguardo a que llegue el Fusta.





Es una pena que los siguientes largos pierdan entidad, sin embargo, no olvidemos que bajo nuestros pies quedan dos tiradas maravillosas, con una personalidad apabullante, donde habrá que desplegar nuestras mejores artes, tanto corporales como mentales. Fusta vuelve a la carga. Con la tranquilidad de haber dejado atrás lo más complicado se sumerge en una placa tumbada, protegida por algún parabolt solitario, que desemboca en un mar de setas rocosas donde agarrarse y ahorcar con cintajos.



Nuestro último largo del día me lo doy yo. Un murete verde surcado de buenos asideros y con algunos seguros. Una tirada para disfrutar de la atmósfera que nos envuelve, sonreír por la escalada que queda en nuestro recuerdo y agradecer el hermosos momento que hemos compartido atados por la cuerda.



Una vez asegurados en la reunión, nos felicitamos por la escalada, comentamos los largos que hemos escalado y fantaseamos con las próximas y futuras aventuras montañeras que nos esperan juntos. Aunque el Hueso no posea una cumbre alzada al cielo, la belleza del itinerario y la singularidad de su naturaleza convierten a la Fulgencio en una de las vías más hipnóticas de la Pedriza.



Desde la siguiente reunión existen dos opciones. La primera, es seguir un largo más para después rapelar por las vías que dejamos a nuestra izquierda. La segunda, la que nosotros elegimos, hacer una travesía, expuesta pero fácil, para ganar una reunión que se vislumbra a nuestra derecha. Perteneciente a la línea que sigue la vía Lucas, esta opción nos depositará después de un espectacular rapel de 60 metros en el suelo. Todo un lujo para terminar una de las ascensiones más míticas de nuestro particular vergel geológico.





Mucho Monte!!!!

domingo, 29 de noviembre de 2009

Decálogo para una práctica ecológica del montañismo



Aunque al colectivo montañero suelen pertenecer personas con un alto grado de implicación en la protección de nuestras cadenas montañosas, también existen algunas que no están tan concienciadas con la fragilidad del entorno donde practicar nuestros deportes.
La masificación que viven ciertos sectores de la montaña española y la proliferación de "montañistas de fin de semana", que no llegan a empatizar con el risco o la pala nevada tanto como los que vivimos de las lecciones de la Naturaleza, incluso para los montañeros confirmados, es necesario un pequeño recordatorio de la actitud que debemos llevar en nuestros macutos cuando nos lanzamos a la aventura.
Por esto y mucho más, Mountain Wilderness ha elaborado un decálogo de práctica ecológica del montañismo, que deberiamos leer y asimilar cuando salimos a la Naturaleza.

Decálogo para una práctica ecológica del montañismo.

Mountain Wilderness de Ayllón, Guadarrama y Gredos.

domingo, 8 de noviembre de 2009

The Beckoning Silence


Joe Simpson, conocido por su odisea para escapar del Siula Grande después de un accidente que le dejo una pierna rota y de que su compañero le diera por muerto y cortara la cuerda, reflejado en Tocando el vacio, cuenta en su haber con otra interesante historia que contarnos.
Se trata de un alpinista al que le ha pasado todo lo que no queremos que nos suceda a nosotros.
Otro de sus paseos por los pesares se le vino encima en la mítica norte del Eiger. También existe un documento audiovisual que nos narra esta aventura, The beckoning Silence.
Siempre es una experiencia ver parajes y rutas míticas como las del Eiger, además si se deja de lado el dramatismo y la ignorancia del cine hollywoodense, tenemos un maravilloso documental con el que pasar un buen rato, con reconstrucción histórica incluida!!
Aqui os lo dejo, en inglés, eso si...
Mucho Monte!!!















viernes, 30 de octubre de 2009

II Jornadas de Montaña y Aventura!!

Porque no solo de monte vive el montañero...

jueves, 22 de octubre de 2009

Progression!!!El último video de Big Up



Ya está aquí, ya llegó!!!Recien salidito del horno tenemos lo último de Big Up Productions, creadores de la saga Dosage y un sinfín de títulos que nos han hecho vibrar sentados en nuestro sofa.
Para esta entrega cuenta con algunos de los escaladores más reputados del momento. Sharma y Ondra, lideran la hueste de aguerridos en la que se incorpora Patxi Usobiaga, Johanna Ernst, Matt Seagal, Alex Honnold, Tommy Caldwell, etc, etc. Extraño se nos hace no ver en el trailer a Dave Graham, otro incondicional de Big Up.
Aunque el trailer augura buenas escaladas, espero que esta vez hayan intentado innovar un poco en el formato del video, sobre todo, incorporando nuevas disciplinas del montañismo, ya que el bloque y la deportiva se quedaban, en mi opinión, un poco insificientes. Sin embargo, la suma al equipo de escaladores cuya filosofía es claramente "clean", como Seagal y Honnold, hacen que las expectativas para de Progression sean altas. Veremos friends y vuelos taquicardicos!!!!
No olvidemos las burradas yosemiteras de Caldwell y Jumbo Love de Sharma, que se enarbolan como las secciones más esperadas.
Ojala os guste y, sobre todo, os motive a salir al monte a apretar como es debido!!!



Mucho Monte!!!

domingo, 11 de octubre de 2009

Reverso 3


La nueva propuesta que Petzl, el ilustre fabricante francés, nos presenta para asegurar en terreno de aventura, alpinismo, incluso en escalada deportiva, es la renovación y optimización del diseño del archiutilizado Reverso. Cuyas competencias pasan por seguramiento dinámico del primero de cuerda, bloqueo automático del segundo o de los segundos, rapel, y algún que otro uso no recomendado por el fabricante.
Rediseñado para cuerdas simples de diametro mínimo 8,9 mm, dobles de 8 mm y gemelas de 7,5 mm el aparato ha sido aligerado hasta unos frugales 77 g, conviertendose en la cesta más ligera del mercado.
Las acanaladuras de frenado también han sido mejoradas para aumentar la fricción en caso de caída, optando por la forma de V con relieves dentados.
Como nuevo elemento se ha dotado al cuerpo del Reverso 3 con un pequeño hueco en la parte inferior para facilitar el descuelgue de un segundo de cordada, aunque será necesaria la utilización de un mosquetón la maniobra se facilita enormemente respecto a la anterior versión.
En las instrucciones siguientes se muestra la forma correcta de ejecutar la maniobra.


Por 26 € podremos vestir nuestro arnés con esta maravilla de la tecnología aplicada al montañismo.
Sin duda se trata de uno de las herramientas más polivalentes y necesarias para la escalada de aventura y el alpinismo. La mejora de su rendimiento y polivalencia hace que se convierta en un aparato de uso casi obligatorio.
En este video explicativo podremos ver los diferentes usos del Reverso 3, ademas de la forma correcta de utilizarlo en la gran variedad de usos que despliega esta cesta. No os lo perdais.


viernes, 9 de octubre de 2009

NOSOTROS LO LLAMAMOS MIÉRCOLES

Cuando tecleamos en cualquier motor de busqueda el nombre de Ueli Steck, abundan las referencias a sus logros alpinisticos, principalmente los records de velocidad en las tres grandes caras norte de los alpes: la del Cervino, la del Eiger, y la de las Jorasses. Pero uno no se hace realmente a la idea de lo estratosférico de estos records ( no llega en ninguno a las tres horas!) hasta que ve el video... unos se van a correr por el parque al lado de su casa, otros a un nevero de 65º, nieve dura, a cientos de metros sobre el suelo, varios grados bajo cero y con muchos kilos de material a la espalda. Como rezaba no recuerdo que anuncio de material: "Tu lo llamarias locura temeraria, nosotros lo llamamos simplemente miércoles". Sin duda alguna, un fuera de serie.

domingo, 4 de octubre de 2009

CREGUEÑA 09



A principios de Julio, un par de compañeros y yo decidimos aprovechar las recientes vacaciones y ponernos en marcha hacia el pirenaico valle de Benasque.
Nuestras intenciones eran pasar varios días acampados en el lago de Cregueña, y ascender algunos de los tresmiles circundantes (Pico del Alba, Sayó, Cordier, Aragüells), y si el tiempo acompañaba, llegar los Ibones de Coronas y tal vez intentar el Aneto Por su cara Sur, mucho menos masificada que la norte.

Llegamos a Benasque una tarde de martes 30 de Junio gris y lluviosa, no muy esperanzadora. Decidimos prudentemente aplazar el inicio de la ascensión hasta la mañana siguiente, en vistas del mal tiempo, y establecernos en el barato camping municipal de Benasque, mientras hacíamos una visita a la tienda de tres plantas de Barrabés.




La mañana siguiente amaneció despejada, y después de organizar todo el reparto de enseres y provisiones, iniciamos la dura subida por el barranco de Cregueña, partiendo de los 1450 m y cargados hasta los topes: nos esperaban unos 1200 m de desnivel.

La ascensión es una autentica maravilla: discurre constantemente pegada al cauce del torrente y sus cascadas, por un bosque que va evolucionando con la altura, desde los hayedos inferiores hasta los pinares en las zonas más altas y abruptas.






A mitad de camino, el recuenco glaciar de la Plleta de Cregueña nos ofrece un reposo, y un idílico paisaje de pradera alpina, dominado por un murallón granítico atravesado por cascadas que habrá que superar con bastante pesar de nuestras sufridas piernas.





Superado este obstáculo, y próximos ya al Ibonet de Cregueña (2450 m, minúsculo hermano menor de nuestro objetivo), se hizo patente que las fuerzas no iban a durarnos tanto. A tan sólo 200 m del fin de etapa, nuestras gigantescas y pesadas mochilas nos hicieron pensar en acortar la jornada, y al ver un magnífico vivac en el ibonet decidimos pernoctar allí, sabiendo además que el día siguiente atacaríamos desde el Pico del Alba con mucha más facilidad.



Este vivac nos sorprendió por ser especialmente cómodo. Tres personas dormimos a nuestras anchas y al ser prácticamente una cueva, conservaba bastante bien la temperatura, lo cual fue muy de agradecer.

Después de reponer fuerzas, disfrutamos de una espléndida puesta de sol que iluminó en suaves tonos anaranjados los cresteríos, y enseguida caímos dormidos en nuestros sacos.



Al amanecer, después de una noche bastante fresca a pesar de estar en Julio, preparamos las mochilas y salimos hacia la brecha del Alba, que permite franquear la Crencha (cresta) del Alba o “de los trece gendarmes”, la cual es muy apreciada por los escaladores.







En la brecha, después de una corta pero dura subida, se abre ante nosotros el bello espectáculo del circo del Alba y sus ibones bajo el sol de la mañana.

Flanqueando la ladera sin perder altura, a través de enormes canchales y neveros, nos posicionamos por fin bajo el Pico del Alba, pero aun a muchos metros de su cima a 3107.







Ya algo cansados, conseguimos plantarnos bajo la pirámide cimera: a partir de aquí los últimos cien metros son una trepada constante por roca descompuesta y pequeños neveros donde se requieren a menudo las manos, y nos perdemos varias veces hasta alcanzar la arista cimera, desde la cual solo unos 20 metros de cresta fácil pero con mucho patio nos separan de la cumbre.

Al alcanzarla, se abre ante nosotros todo el valle de Benasque, el mar de nubes francés, la Tuca Blanca de Paderna, el Ibón de Cregueña al que ascenderíamos al día siguiente, y por supuesto buena parte del cordal de las Maladetas, en el cual destacaba el poderoso bastión del Pico Maldito.








El regreso al vivac fue un tanto apresurado por la visible entrada de mal tiempo sobre el macizo, pero a pesar de todo la noche fue tan estupenda como la anterior.

El amanecer del viernes, ya con menos fuerzas de reserva por los dos duros días anteriores, decidimos cargar nuestros inconcebibles macutos hasta el Ibón de Cregueña, objetivo inicial de nuestra pequeña aventura.
La subida desde el ibonet, aunque suave y sin demasiado desnivel, se nos hizo dura y tardamos bastante más de lo previsto, a pesar de ello resulta de gran belleza ya que sigue el cantarín torrente que baja desde el desagüe del lago entre bloques y neveros.


Al llegar al susodicho desagüe, el camino se aparta del agua para superar unas placas infranqueables que caen a pico sobre el lago (resulta fácil perderse en este desvío), y nos deja finalmente en el suave montículo herboso del centro de la gran cuenca, donde todo el impresionante circo de Cregueña nos domina desde las alturas.





Una vez allí, valoramos la situación: el collado del Aragüells estaba sumergido entre nubes amenazadoras, y teniendo en cuenta el cansancio acumulado y la belleza del lugar, bien merecía la pena pasar allí una tarde y una noche, y a pesar de que había numerosos vivacs, uno de ellos muy bueno, decidimos montar la tienda para mayor comodidad.








La tarde transcurrió magnífica e incluso se abrieron claros, permitiéndonos descansar y disfrutar plenamente de espectáculo, pero aquello no duraría mucho.

En efecto aquella noche, sobre las tres de la madrugada, se desencadenó una tormenta de las buenas, con lluvia, granizo y muchos rayos, que acabó encajonándose en el circo sobre nuestras cabezas. A la luz de los rayos, y al sonido de los truenos que reverberaban en todo el circo, no pudimos pegar ojo hasta el amanecer.
En ese momento la valoración fue simple: cansados, con pocas ganas, y con nubes incluso más amenazadoras incluso que el día anterior sobre el collado, decidimos con pesar retirarnos.

Ese mismo sábado bajamos a Benasque en pocas horas, y tiramos de seguido hacia Madrid, con la impresión de haber tomado la decisión adecuada ya que nos informaron de que el tiempo iba a seguir empeorando.

En resumen, una gran experiencia en un macizo sin igual en la península, que nos dejó un muy buen sabor de boca.



video